Los sistemas de gestión se deben adaptar a la realidad de cada sector, y se construyen partiendo de la realidad, experiencia y el conocimiento de cada institución.